Arco de Montemolín

Arco de Montemolín

Una puerta con historia

El Arco de Montemolín era una de las grandes puertas que daban acceso a la ciudad de Llerena, que fue una ciudad amurallada hasta el año 1925, en el que el Ayuntamiento acordó derribar las murallas para darle un aire de modernidad a la ciudad.

El cerco amurallado, tenía cuatro grandes puertas de entrada; la puerta del Arco de Montemolín, la puerta de Villagarcía, la puerta de Reina y la puerta Aurora. A su vez había portillos o puertas menores, como el portillo del Sol, el portillo del Franco Vacas o el portillo del Rosario, que se situaban entre las puertas principales.

Ésta puerta de Montemolín adquiere una remodelación que se hace en época de Felipe II, haciéndose una portada de estilo renacentista, que en su origen estuvo decorada con pintura al exterior que reproducía un almohadillado Renacentista; se construye también ese templete que se conserva hoy en día en la parte superior, decorado con pinturas al fresco y donde aparece representadas las imágenes del Espíritu Santo y la Inmaculada Concepción.

Curiosidad: Dicha Inmaculada Concepción se relaciona con la costumbre que había en determinadas ciudades, como en el caso de Sevilla, donde era obligatorio jurar la creencia en el dogma de la Inmaculada Concepción para tener acceso a la Ciudad.

Horario:

Precio: Gratuito

Información:

Volver