Castillo de Villagarcía de la Torre

Castillo de Villagarcía de la Torre
Castillo de Villagarcía de la Torre
Castillo de Villagarcía de la Torre
Castillo de Villagarcía de la Torre
Castillo de Villagarcía de la Torre
Castillo de Villagarcía de la Torre

Embrujo e historia con alturas.

El castillo señorial de Villagarcía de la Torre fue construido en el siglo XV por Luis Cristóbal Ponce de León, marido de Doña Teresa de Guzmán, que se convertiría en 1430 en III Señora de Villagarcía, tras la muerte de su madre Beatriz Suárez de Figueroa.

El recinto que lo rodea es de forma cuadrangular, un tanto irregular hecha con una especie de cubos redondos y unidos a la muralla por un pequeño retranqueo curvo que da a la sección transversal de estas torres esa forma de pera tan característica, donde sobresalen de la grandiosa Torre del Homenaje. En esta torre, se mantiene el escudo heráldico de Luis Ponce de León, hijo del duque Rodrigo Ponce de León, éste contrajo matrimonio con Isabel de Guzmán, dueña real del castillo, ya que lo recibió por herencia de Beatriz de Figueroa, su madre, en el año 1430.

El castillo está situado sobre una meseta y se compone de dos partes; la primera o exterior, que hace la labor de muro de contención del terraplén y de la muralla, que en la actualidad solo se conservan la Torre del Homenaje y otros pocos restos. Hacia la mitad de la cara norte destaca también una torre semicircular. La segunda parte del castillo podemos considerarla como la más importante, debido a la imponente elevación de sus torres, murallas y fortalezas. Las medidas de este recinto son de 30 metros de largo por 22 de ancho, con torres cuadrangulares en los ángulos.

El espesor de las murallas es de casi 3 metros y en su interior podemos encontrar restos de mechinales y de las escaleras que hay adosadas que sirven de entrada al adarve y que nos hacen saber que el castillo constaba de tres pisos.
El castillo se mantuvo casi intacto hasta la Guerra de la Independencia, durante la que sirvió de hospital a los franceses. Posteriormente fue arrasado en casi su totalidad por el general Pablo Morillo durante las guerras carlistas.

Horario:

Precio: Gratuito

Información:
Para concertar visitas, llame al número 924 87 57 77

Volver