Iglesia de Santiago

Iglesia de Santiago
Iglesia de Santiago

La Iglesia de Santiago es el Panteón de Don Alonso de Cárdenas, último Gran Maestre de la Orden de Santiago. Éste decide construir una iglesia que le sirviese como lugar de enterramiento en su fallecimiento, de hecho, toda la construcción gira entorno a lo que es el enterramiento.

El proyecto era un proyecto muy ambicioso, que no se llevó a cabo tal como él lo había diseñado, porque lo único que hace en vida, es nada más que la parte de la cabecera del prepiterio.
Alonso de Cárdenas, es requerido por los Reyes Católicos para intervenir en la conquista de Granada. Durante la guerra, fue herido, dicha herida se le infectó y acabó muriendo.

Había proyectado una Iglesia de tres naves, con una gran torre a los pies, prácticamente como es hoy en día la Iglesia de la Granada, pero, a la fecha de su muerte, solamente se había construido la parte de la cabecera. El problema es que su yerno Pedro Portocarrero “el sordo” es el que se encarga de continuar la obra y deja de contar con el interés y los recursos para continuarla, ya que, estaba más interesado en hacer su propio panteón, por lo que reduce mucho el proyecto, pasando de tres naves, que era la idea inicial, a una sola, reduce también en materiales de construcción; en vez de utilizar sillar de piedra que era lo que se había utilizado hasta el momento, utiliza mampuesto, que es mucho más barato.
Pedro tampoco concluye la obra, terminándola el Primer Conde de la Puebla, que también se llamaba Alonso de Cárdenas.

Los elementos más destacados artísticamente, son los restos del sepulcro, que al colocarse en el centro del prepipterio y ser un estorbo para las celebraciones, acabó desmontándose.
Se trata de un sepulcro de estilo Gótico internacional, labrado en alabastro, con un programa iconográfico muy importante donde se representan las virtudes que se le atribuyen al maestre, con una serie de personajes que aparecen también, que hacen alusión al rango y a las cualidades que tenía el matrimonio. Obra de arte que debió de ser una de las mejores de su momento pero que por desgracia se conservan fragmentos; las piezas más importantes como las efigies del maestre y su esposa sí se conservan y algunos paneles laterales.

Es interesante también la imagen de Santiago que encontramos en su interior, que data del primer tercio del siglo XVI, donde se representa a Santiago Peregrino.

También hay un Cristo gótico muy importante que podemos encontrar en la sacristía. Otro elemento muy interesante es un armario para vasos litúrgicos que hay en la sacristía, decorado con pinturas al temple.

Recientemente se ha descubierto que la Iglesia en su interior, tenía bastante decoración pictórica, debajo de la actual decoración pictórica que hay, de bastante interés debido a que se intuye que tiene que haber un programa iconográfico bastante amplio y complicado.

Horario:

Precio: Gratuito

Información:

Volver